Atendida la solicitud de CGT de eliminación del polibreal, por cancerígeno, en el IES La Bureba

ANTECEDENTES:

En la última reunión del Comité de Seguridad y Salud Laboral celebrada en marzo, se informó a los representantes sindicales que en la cubierta de uno de los edificios del IES La Bureba (Briviesca) se había detectado el uso de polibreal como impermeabilizable, material que contiene sustancias cancerígenas volátiles. El representante de la Administración informó que, aunque cancerígeno, esta sustancia no suponía un riesgo en los niveles en lo que se encontraba presente en la cubierta de uno de los edificios. Sin embargo, se iba a proceder a la retirada del material. Pero de momento, las obras no se realizarían este año por falta de dinero, “intentándose” que se incluyeran en el presupuesto del próximo año. En ese mismo momento, la representante de CGT solicitó la retirada inmediata de dicho material, por considera que el principio de precaución asociado a la salud laboral debe de prevalecer sobre el ahorro y que la cuestión presupuestaria es algo relativo, pues para lo que se quiere sí que hay, tal y como luego se ha demostrado.

DESENLACE:

Ante la falta de intervención inmediata, para la reunión que los sindicatos de la Junta de Personal tuvieron con el Director Provincial CGT solicitó por escrito y por adelantado la eliminación del polibreal, por cancerígeno, en el IES La Bureba. Llegándose a este punto el 9 de abril, el Director Provincial informó que finalmente se procederá a la retirada del polibreal este verano.

No sabemos hasta qué punto la insistencia de CGT al respecto ha contribuido a esta decisión,  pero queremos aprovechar para recordar que cuando hay movimiento se consiguen objetivos, y que mantenernos pasivos o pasivas es lo que no soluciona los problemas. 

Desde CGT estamos convencidos de ello y además no tenemos otro objetivo que las condiciones laborales de los y las docentes y la calidad de enseñanza que debe recibir el alumnado por lo que continuaremos luchando siempre que detectemos el más mínimo problema, para lo cual necesitamos lógicamente de la colaboración de las personas que están en los centros.